Detectives de novela

¡Hola, lectores!

Hoy os traigo un artículo sobre uno de mis géneros preferidos en novela, el género policiaco. Ciertamente es un género muy amplio y tiene un abanico generoso de muestras entre los fantásticos escritores que pueblan el universo literario. Sin embargo, quiero centrarme en unos personajes que para mí son muy especiales: los detectives.

La literatura de los últimos siglos nos ha traído verdaderas joyas de estos personajes. Veamos algunos de ellos.

1. Sherlock Holmes: ¿Quién no conoce a este extravagante personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle? La primera aventura de Sherlock Holmes apareció en 1887 en The Strand Magazine, revista en la que se publicaron casi todos los escritos en los que aparecía este personaje: un total de cuatro novelas y cincuenta y seis relatos de ficción que componen el llamado “canon holmesiano”.

sherlockSherlock Holmes es un detective inglés con una gran capacidad de observación y dotes intuitivas que usa el razonamiento deductivo para resolver casos difíciles. Virtuoso del violín, excelente boxeador, fumador de pipa y un maestro del disfraz.

“Su estatura sobrepasaba los seis pies, y era tan extraordinariamente enjuto, que producía la impresión de ser aún más alto. Tenía la mirada aguda y penetrante, […] y su nariz, fina y aguileña, daba al conjunto de sus facciones un aire de viveza y de resolución”.

Este personaje, acompañado por su inseparable amigo el Dr. Watson, nos dejó casos tan extraordinarios como Estudio en escarlata o El sabueso de los Baskerville.

2. Miss Marple: ¿Quién podría imagina que una adorable viejecita residente en St. Mary Mead, un pueblecito de la campiña inglesa, fuese capaz de resolver aquellos casos que se le resistían incluso a los mejores inspectores de Scotland Yard?

Su primera aparición fue en 1927, en la revista The Royal Magazine, y desde entonces, protagonizará trece de las mejores novelas de Agatha Christie, su creadora, y algunos relatos.

Miss Marple es una anciana soltera, de aspecto normal, simpática y con un granMarple conocimiento de la naturaleza humana, que junto con su capacidad de análisis y de observación, y su curiosidad innata, la convierten en una gran detective aun sin contar con el título.

“No hay en Inglaterra detective igual a una dama solterona de edad incierta, con un montón de tiempo en sus manos”.

La señorita Jane Marple resolvió casos tan complejos como Muerte en la vicaría, El caso de los anónimos, Un cadáver en la biblioteca o Se anuncia un asesinato.

3. Padre Brown: “¿Nunca se le ha ocurrido pensar que un hombre, que casi no hace otra cosa que oír los pecados de los demás, no puede dejar de estar al corriente del mal de la humanidad?”. Con esta pregunta responde el padre Brown al criminal Flambeau cuando este lo interroga sobre su conocimiento de todo tipo de crímenes.

FatherBrown1El padre Brown fue creado por G.K. Chesterton, y apareció por primera vez en la novela La cruz azul, en 1910. Este curioso detective, no es sino un sacerdote católico con un vasto conocimiento de la naturaleza humana que se deja llevar por su intuición a la hora de resolver los crímenes más atroces e increíbles que puedan imaginarse.

De apariencia ingenua, aspecto rechoncho, y acompañado por su enorme paraguas negro, explica de la siguiente manera el método utilizado para resolver los casos:

“Verá usted, yo los he asesinado a todos ellos por mí mismo […] He planeado cada uno de los crímenes muy cuidadosamente, he pensado exactamente cómo pudo ser hecho algo así y con qué disposición de ánimo o estado mental pudo un hombre hacerlo realmente. Y cuando estaba bastante seguro y sentía exactamente como el asesino mismo, entonces, por supuesto, sabía de quién se trataba”.

Sus relatos se encuentran recopilados en cinco volúmenes: El candor del Padre Brown, La sabiduría del Padre Brown, La incredulidad del Padre Brown, El secreto del Padre Brown y El escándalo del Padre Brown.

4. Hércules Poirot: ¿Puede un detective belga meter su nariz en los asuntos británicos? Pues sí, este detective sí puede. Poirot hizo su primera aparición en 1920, en El misterioso caso de Styles.

Cuando Agatha Christie lo creó, quizás no pensaba que llegaría a ser tan famoso; sin embargo, y a pesar de que el público lo adoraba, a ella, con el paso del tiempo, se le fue haciendo detestable, pesado y egocéntrico. Quizás fue por eso que este personaje hizo su última aparición en 1975, en la obra Telón, en la que muere a causa de sus problemas cardiacos.

PoirotEste personaje usa sus “células grises”, poniéndolas en marcha para la resolución de los casos más difíciles; basándose en la naturaleza humana, utiliza la psicología para llegar a sus conclusiones. Lo que más lo caracteriza es su apariencia física y, especialmente, su bigote, del que presume abundantemente. Su amigo, el capitán Hastings, lo describe así:

“Él medía apenas más de cinco pies y cuatro pulgadas, pero se desenvolvía con una gran dignidad. Su cabeza tenía exactamente la forma de un huevo y siempre la ladeaba un poco hacia un lado. Su bigote era muy tieso y militar. Incluso si toda su cara estuviera cubierta, las puntas del bigote y la nariz rosada serían visibles. La pulcritud de su vestimenta era casi increíble; creo que una mota de polvo le habría causado más dolor que una herida de bala. Sin embargo este hombrecito de vestimenta pintoresca había sido en su tiempo uno de los miembros más famosos de la policía belga”. 

Protagonista de treinta y tres novelas y cincuenta relatos cortos, entre sus casos más notorios nos deja algunos como Asesinato en el Orient Express, El asesinato de Roger Ackroyd, Muerte en el Nilo o Tres ratones ciegos.

5. Otros detectives famosos: sin pretender alargarme demasiado, no puedo dejar sin citar a otros personajes que también han contribuido al florecimiento de la novela policiaca por su dotes detectivescas. En primer lugar, Auguste Dupin, creado por Edgar Allan Poe en 1841, y que, sin duda, sirvió de modelo y de inspiración para Sherlock Holmes. Aunque solo aparece en tres obras, enseguida destacó por sus dotes de observación y de análisis. Quizás su caso más notorio sea Los crímenes de la calle Morgue.

dupin     maigret

Jules Maigret, inspector de policía en París creado por Georges Simenon. Al igual que Sherlock Holmes, le gusta fumar en pipa, y su principal característica, además de su capacidad de deducción, es la de poner nerviosos a los culpables para que confiesen, lo cual no es difícil dado su aspecto, ya que mide un metro ochenta de altura y pesa cien kilos. Lo vemos resolver casos en Maigret tiende una trampa o Entre los flamencos.

Si te gusta la novela policiaca, estoy segura de que disfrutarás enormemente con cualquiera de estos personajes. Te invito a probar tus propias dotes como detective en cualquiera de sus casos, ¿crees que lograrás resolver los misterios?

¡Buena lectura!

Anuncios

2 comentarios sobre “Detectives de novela

Agrega el tuyo

  1. También me gustan las novelas policiacas, entre mis favoritas están las de Agatha Christie y mi detective favorito es Prudence (que de prudente no tiene nada). No sabía que Agatha odiaba a Poirot, tenemos algo en común, a mi ese tipo me parece un odioso y difícil de tragar, evito los libros en los que aparece 🤨

    ¡Excelente entrada!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: