Lecturas de marzo (segunda parte)

¡Hola!

Ya hemos comenzado el mes de abril, así que os traigo las últimas lecturas que he podido disfrutar en este mes de marzo. Espero que os gusten y os animéis a leer alguno.

1. La menina del Louvre (Mavi Tomé):

Una historia increíble con giros sorprendentes y un romance sencillo y profundo…

meninaLa narración se desenvuelve en medio de una ambientación muy cuidada y perfectamente documentada de la corte francesa de Luis XIII, con todas sus intrigas políticas y traiciones, sus mosqueteros, y sus complicadas relaciones con “las Españas”. La trama va desarrollándose de forma pausada, intercalando fabulosas descripciones con picos de acción que hacen que las emociones brinquen dentro del lector. Hay escenas pintadas con tanto realismo dramático que te sacuden por dentro.

La autora maneja muy bien las emociones de los personajes, su personalidad y todas las circunstancias que los rodean y que los van llevando hacia el desenlace final de la historia. Hace que te involucres con cada uno de ellos, y que termines odiando a unos y amando a otros.

Los protagonistas son Aurora, la menina que ha acompañado desde España a la reina Ana, consorte de Luis XIII, y Artal, un atractivo mosquetero con fama de ser el mejor amante de París. Sin embargo, no son los únicos que llevan el peso de la historia, ya que esta se va complicando por momentos a causa de unos valiosos documentos; por eso entran en escena Héctor, hermano de Artal y capitán de los mosqueteros, Pierre, mosquetero y amigo de Artal, y, sobre todo, Philippe, un misterioso enmascarado cuya misión es proteger a la reina y salvaguardar Francia. También tiene un cierto peso la presencia de la reina Ana, de Luis XIII y del cardenal Richelieu.

Aurora es una muchacha joven, de carácter decidido y audaz, con una conciencia clara de su misión y un secreto que ocultar y que, de alguna manera, dirige su vida y sus pensamientos. De alguna manera se convierte en un personaje engañoso, junto con Philippe, provocando giros sorprendentes en la historia. El romance entre Aurora y Artal va evolucionando a través de las diversas dificultades y obstáculos de una forma sencilla y más sentimental que pasional; un amor tierno vivido en el ocaso de la adolescencia o en el incipiente inicio de la juventud. Artal me ha decepcionado un poco como personaje, sobre todo después de ser presentado como tan buen amante, pues no se comporta como un conquistador, sino más bien como un tímido debutante.

El estilo de la autora es denso y muy cuidado, con un vocabulario adaptado perfectamente a la época. La novela está bien estructurada, la única pega que tengo es que eché en falta una buena revisión ortotipográfica. A pesar de eso, es una preciosa historia que te mantiene en vilo todo el tiempo con la mezcla de intriga y romance. Recomendada.

2. El vizconde que me amó (Julia Quinn):

Es la continuación de “El duque y yo”, que ya reseñé en la primera quincena de marzo. Este es el segundo libro de la serie Los Bridgerton.

elvizcondequemeamo¡¡Una historia maravillosa!! Hacía tiempo que no leía una de esas novelas que te “obligan” a leer un capítulo más aunque sean las dos y media de la mañana…

La trama se desarrolla de forma amena entre situaciones cómicas y momentos dramáticos; pero si algo me ha llamado la atención ha sido cómo la autora nos presenta la historia de amor. Cuando estudié la materia de Psicología de la pareja, nos explicaron el proceso que va del enamoramiento al amor. Por desgracia los escritores (y me incluyo entre ellos), a veces obviamos este proceso y saltamos directamente a un amor apasionado entre los protagonistas que, quizás, resta credibilidad por parecer poco natural. Por eso me ha fascinado ver ese proceso reflejado en esta historia, los pasos que van dando Kate y Anthony hasta llegar al amor.

Los protagonistas son Kate, una joven bastante normalita -lo cual debo decir que me ha encantado-, defensora a ultranza de su hermana, la belleza de la temporada; y Anthony, que te conquista desde el primer momento, no tanto por su apostura, sino por ese humor chispeante y esa devoción familiar que tan ajena era en ese tiempo como en el nuestro. Ninguno de los dos es perfecto, tienen su carácter y sus miedos profundos, y si bien estos últimos pueden parecer ridículos al principio, ocultan algo mucho más profundo que hace que esta historia lleve al lector a reflexionar sobre ciertos aspectos de la vida que a veces nos cuesta afrontar.

La relación entre Kate y Anthony me ha parecido preciosa, sobre todo porque cuenta con un elemento que pocas veces he encontrado en las novelas románticas. Normalmente vemos antagonismo, química, deseo, pasión… “El Vizconde que me amó” tiene todo eso y algo más: ternura. La ternura aparece en las miradas, en las palabras, en pequeños detalles, en la forma de amarse… y hace que te derritas de amor por los personajes.

El estilo desenfadado de la autora, capaz de combinar el marco apropiado de la época victoriana con un humor fino y una elegante ironía, hace que leer esta novela se convierta en una gozada que se disfruta en cada página y con cada comentario de los personajes, incluidos Colin, Benedict y Violet.

En resumen, una novela que recomiendo al 100%

3. Las notas de nuestra canción (Chris Razo):

Esta es la segunda parte que cierra la preciosa historia de Oliver y Patricia.

razoLa novela está narrada por los mismos protagonistas como narradores introspectivos, lo que implica que la trama no se desarrolla desde la acción, sino desde los sentimientos y pensamientos de Oliver y Patricia que nos van dirigiendo hacia la conclusión de su propia historia de amor. Esto nos permite una perspectiva diferente en la lectura mientras somos testigos de sus luchas, sus miedos, sus dudas y deseos.

Oliver es un encanto de hombre, tierno, dulce y atento, pero también tiene sus defectos. Fiel a su amor, eso le cuesta un profundo sufrimiento que a veces no sabe cómo manejar, lo que lo lleva a cometer errores en el modo de tratar a Patricia y de transmitirle lo que piensa. Patricia, por su parte, lleva también su sufrimiento, y aunque puede ser una mujer encantadora, no parece tener claro lo que verdaderamente quiere, o no es capaz de arriesgarse lo suficiente por amor. El miedo que la domina, visto desde la perspectiva del lector, puede resultar absurdo, pero concuerda perfectamente con su modo de ser. Aunque, sinceramente, te pone de los nervios su indecisión.

El estilo sencillo y cálido de la autora nos permite introducirnos con facilidad en el submundo de pensamientos y sentimientos que crean la atmósfera perfecta para el desarrollo de la novela. He echado de menos una revisión más profunda del texto a nivel de corrección ortotipográfica que se podría subsanar fácilmente.

Recomiendo esta bilogía a quienes les gusta el romance contemporáneo más psicológico que de acción, de esas historias que te tocan el corazón.

4. Incorregibles. Bilogía “Nosotros”, nº 1 (Julia Ortega):

A pesar de que está muy bien escrito, la historia no ha llegado a convencerme del todo y me ha parecido bastante peculiar.

incorregiblesNos encontramos con un buen argumento que se desarrolla en una trama demasiado sencilla y plana en la que no hay sobresaltos, excepto un giro sorprendente en la última página que justifica la segunda parte de esta bilogía. Quizás hubiera sido mejor hacer una sola novela quitando algunas partes de esta primera historia que no aportan demasiado.

La novela está construida sobre la base de la narrativa oral, por lo que carece prácticamente de descripciones, tanto de espacio ambiental (a veces se me olvidaba en qué ciudad se desarrollaba la historia) como de los personajes, a los que con dos o tres pinceladas de sus rasgos principales, nos los describe. Una prerrogativa de la narrativa oral es el poder expresarse tal y como se habla, lo que esta protagonista aprovecha para soltar tacos a troche y moche (algo que a mí, personalmente, me exaspera un poco).

Los protagonistas del romance son Jimena, una correctora editorial, y Víctor, un atractivo “stripper”. Jimena, aparte de lo mal hablada que es, resulta una mujer enormemente contradictoria en su pensar, sentir y hablar. Se mete con todas las realidades que pululan nuestro habitable mundo (los escritores, la religión, la familia, la política, el mundo en general…), y da la sensación de vivir un poco amargada. Víctor aparece como en un segundo plano, a pesar de ser el motor que impulsa (o al menos lo intenta) el cambio en Jimena. Joserra, el vecino, es un personaje entrañable, quizás el que más conquista, por su buen humor, su lealtad incondicional y su madurez frente a las realidades de la vida. Sin embargo, y esta es otra peculiaridad de esta novela, el verdadero protagonista de la historia es el narrador.

Se trata de un narrador omnisciente que interactúa en dos planos, con el lector que en ese momento está enganchado a la novela, y con la misma Jimena. No se limita a hacer aportaciones desapegadas sobre datos que podrían interesarnos, no, este narrador dialoga, se burla de Jimena, expresa su opinión… A veces da la sensación de que la historia es más suya que de Jimena. Se me ha hecho muy interesante que la autora escribiera desde esta perspectiva, porque suple la escasez de descripciones y narración literaria con una introspección en los sentimientos y pensamientos de los personajes.

La novela está muy bien escrita, con un estilo fluido y cuidado que hace que resulte fácil leerla. Me ha gustado la forma de escribir de esta autora, por eso, aunque esta historia no me ha convencido del todo, buscaré otro libro de ella que se más acorde con mis gustos.

Bueno, y ahora sí, ¡a disfrutar de la lectura!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: