Una herencia muy disputada

Hoy vengo a proponeros una serie romántica de época que me encantó cuando la leí. La trama me pareció muy innovadora con respecto a otras novelas del género. Me refiero a la serie Herederas, de Celeste Bradley.

Celeste Bradley es una autora americana de novelas románticas. Se ha especializado en novelas de época, de las que tiene series tan fabulosas como El club de los mentirosos o Herederas. Antes de hacerse escritora, se dedicaba al arte, y los principios que aprendió en su carrera los aplicó después a sus novelas, hasta conseguir historias repletas de colorido y detalles.

Ha sido nominada en dos ocasiones al premio RITA y es ganadora del prestigioso premio Narrador histórico del año de Romantic Times Book Reviews.

«A los críticos les gusta decir que escribo sobre heroínas inadaptadas que consiguen al hombre de sus sueños. Tal vez eso sea cierto, pero ¿no nos sentimos todos a veces inadaptados? Incluso si el resto del mundo piensa que tenemos todas nuestros bolos en el aire, ¿no estamos haciendo malabares como locos por dentro, tratando desesperadamente de no dejar caer uno?».

La serie Herederas tiene, precisamente, como protagonistas a tres mujeres que no se adaptan a los cánones típicos de las damas de la época.

Todo comienza con el ¿disparatado? testamento del señor sir Hamish Pickering:

«He llegado a lo más alto que puede llegar un hombre común, pese a tener el doble de cerebro, sabiduría y fortaleza que la holgazana aristocracia. Sin embargo, una mujer puede aspirar a una boda tan buena como su aspecto le permita, incluso hasta ser duquesa. […]

Por lo tanto, determino que toda mi fortuna quede fuera del alcance de mis inútiles hijas y se conserve en fideicomiso para la nieta o la biznieta que se despose con un duque de Inglaterra o con un heredero de dicho título, en cuyo momento el fideicomiso le será entregado a ella y solo a ella. […]

En caso de que tres generaciones de chicas Pickering no lo consiguieran, me desentiendo de todas vosotras. Las quince mil libras en su totalidad serán para pagar las multas y aliviar las penurias de los que desafían al recaudador de impuestos para exportar ese espléndido whisky escocés que ha sido mi único solaz en esta familia de imbéciles. Si vuestra pobre y santa madre os viera ahora…».

Ni qué decir tiene que las tres nietas de sir Hamish harán lo posible por conseguir su fortuna, amén de un duque con el que esposarse. Sin embargo, no lo tendrán tan fácil…

1. A la caza de un duque:

Sinopsis: Para Phoebe Millbury, la única manera de heredar la fortuna familiar es caza del duque.jpgencontrar un duque. Así lo dispuso su difunto abuelo. Pero eso no es todo: Phoebe, que todavía intenta recuperarse de un escándalo amoroso, tendrá que competir contra sus dos primas. La contienda es por el mismo dinero, y quizá por el mismo hombre… hasta que ella reconoce al mejor partido en el tremendamente guapo y encantador Rafe Marbrook, marqués de Brookhaven y futuro duque. Cuando el marqués de Brookhaven le pide la mano, Phoebe apenas puede creerlo, aunque la petición no la hace Rafe, sino Calder, su hermano mayor, que además no es tan agraciado. Pero al contrario que Rafe, ¡no es un hijo ilegítimo! Ahora Phoebe se encuentra al borde de un nuevo escándalo, porque debe enfrentarse a una elección desesperada: casarse por dinero y posición, o seguir el dictado de su corazón.

«Es muy probable que esto no signifique nada especialmente portentoso, pero cuando la señorita Phoebe Millbury, la recatada hija de un vicario, conoció al hombre de sus sueños, de lo primero que ella se enamoró fue de su trasero».

Phoebe es una muchacha bonita y campechana. Carece de refinamiento aristocrático y siente debilidad por casi cualquier parte de la anatomía masculina. Soñadora y romántica, no le será fácil adaptarse a las exigencias de la realidad cuando el hombre que pide su mano parece carecer de sentimientos, además de que no despierta en ella el mismo deseo que su hermano.

Rafe, aunque reconocido por su padre, no deja de ser un bastardo, por lo que no le importa mantener su imagen como oveja negra de la familia. Aventurero, libertino y de risa fácil, resulta un encanto para todas las damas y, para Phoebe, un peligro. Claro que cuando el amor lo golpea en serio…

2. El duque que no sabía amar:

Sinopsis: La bellísima Deirdre Cantor está resuelta a heredar la vasta fortuna de su duque no amar.jpgabuelo. Todo lo que debe hacer es casarse con un duque… y ser la primera de entre todas las nietas en pasar por el altar. Cuando Calder Marbrook, el futuro duque de Brookmoor, se queda compuesto y sin novia, Deirdre no cejará en su empeño de conseguir que este hombre despechado se convierta en su esposo… a pesar de todos los rumores que corren acerca de su oscuro pasado..Pero la vida regalada de Deirdre queda hecha trizas cuando descubre el secreto del duque. Se siente traicionada, y decide vengarse jugando al gato y al ratón con su propio marido. Calder haría cualquier cosa para mantener bajo llave su escándalo… y también para mantener a su lado a su despampanante esposa. Incluso si ello significara volver a conquistarla…

«—¿Tiene miedo de mí, señorita Cantor?

Ella lo miró un largo momento.

—No.

—Pero deseaba pedirme algo, ¿no es así?

Sus ojos lo miraron, centelleantes, con tanta intensidad que Calder estuvo a punto de soltar una exclamación. Luego aquel rayo desapareció y ella volvió a mostrarse tan serena como siempre. Deirdre respiró hondo.

—He venido a pedir su mano en matrimonio, milord.

Calder se echó hacia atrás al oír aquello, chocando de espaldas contra los paneles de la puerta».

Deirdre es, en apariencia, tan fría y calculadora como frío es el duque de Brookmoor, con quien está dispuesta a pactar un matrimonio de conveniencia. Sin embargo, a lo largo de la historia vamos descubriendo la verdadera personalidad de cada uno de ellos, porque no es tan fiero el león como lo pintan.

Reconozco que esta historia me hizo llorar hacia el final con una escena, maravillosamente narrada, en la que se aprecia la esencia del amor sincero.

3. El duque más deseado:

Sinopsis: El abuelo de Sophie Blake dejó dispuesto que su fortuna sería para la primera duque deseado.jpgde sus nietas que se casara con un duque. Sin embargo, la reposada y culta Sophie ha decidido no obcecarse y disfrutar de la compañía del único hombre al que adora, Graham. Tanto da que él no sienta el menor deseo por ella: Sophie se contenta con charlar, ganarle a las cartas y bucear en el misterio que esconde su sonrisa de embaucador… De pronto Graham gana un título, una finca en decadencia y un montón de deudas. Su única oportunidad de sobrevivir es encontrar una esposa rica. Muy rápido. Tanto que, cuando Sophie se convence de que un simple florero nada puede hacer, la veda ya se ha abierto. Se someterá a un cambio de imagen radical y se presentará en un baile causando furor. Todos se giran para mirar a esta hermosa mujer… pero ¿y Graham?

«Fue el propio Graham quien la tranquilizó. «No estoy en el mercado para ninguna esposa. ¡En absoluto! —le dijo—. Además, como soy muy apuesto, estoy totalmente fuera de su alcance. Así que, ya ve, igual podríamos ser amigos, porque no hay ni la más mínima posibilidad de que seamos nunca alguna otra cosa.»

Reconfortada por ello, y conquistada por una mente que finalmente igualaba la suya, Sophie estaba bastante satisfecha con su amistad.

En general».

 

Sophie sabe que no tiene ninguna oportunidad de conseguir un duque. Su cuerpo parece haber crecido desproporcionado, su rostro es anodino, le gusta hablar de temas inteligentes, tiene cero sentido de la elegancia, y se azora cuando cualquier hombre le dirige la palabra, lo que provoca que tenga pequeños accidentes que la dejan en evidencia. Pero aunque se ha resignado a no hacer un buen matrimonio, nada le impide disfrutar, por primera vez, de todo lo que Londres puede ofrecer a una mente inquieta como la suya.

Lord Graham Cavendish es un joven simpático, alegre y divertido, quizás un tanto superficial, y un mucho de irresponsable, pero tiene gran corazón. Tal vez por eso se compadece de Sophie cuando la conoce, y decide ofrecerle su amistad desinteresada. El tiempo y las circunstancias dirán si esa amistad puede llegar a algo más…

 

Si les dais una oportunidad a estas lecturas, estoy segura de que os encantarán, y que provocarán en vosotros todo tipo de emociones, porque son tremendamente humanas. El estilo es pulido y ágil, los diálogos chispeantes y la ambientación detallada y muy cuidada. Y quizás, solo quizás, también vosotros os enamoréis de un duque…

¡Buena lectura!

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: